Dámaso Abogados

Novedades 2024: Obligaciones laborales básicas de la empresa.

Novedades 2024: Obligaciones laborales básicas de la empresa.

Recientemente, se han implementado la obligación de documentos con los que se debe contar dentro de las organizaciones, ya que designan protocolos o formas de actuar ante distintos escenarios:

 

  1. Registros retributivos

Según el Real Decreto 902/2020, de 13 de octubre, de igualdad retributiva entre hombres y mujeres, se debe de elaborar un registro retributivo, incluyendo el derecho a la igualdad de trato y no discriminación entre mujeres y hombres en materia salarial.

Los registros retributivos son documentos esenciales en cualquier empresa que reflejan de manera detallada y estructurada la información relacionada con las percepciones económicas de los trabajadores. 

Estos registros contienen datos fundamentales como el salario base, complementos salariales, horas extraordinarias, pagos por vacaciones, incentivos y cualquier otra remuneración o compensación que el empleado pueda recibir.

La finalidad principal de los registros retributivos es garantizar la transparencia y el cumplimiento de las obligaciones legales en materia salarial, así como proporcionar a los trabajadores una visión clara y precisa de su estructura retributiva. Estos documentos son de vital importancia en caso de inspecciones laborales o auditorías, ya que sirven como prueba del correcto cumplimiento de las normativas vigentes en materia laboral y retributiva.

  1. Protocolo de acoso

Un protocolo de acoso es un conjunto de medidas y procedimientos establecidos por una empresa con el objetivo de prevenir, detectar y actuar ante cualquier situación de acoso laboral, sexual o discriminación. Este protocolo establece mecanismos claros para la denuncia de incidentes, garantizando la confidencialidad, la imparcialidad y la protección de las víctimas y testigos.

Es fundamental que todas las personas se sientan seguras, respetadas y valoradas independientemente de su orientación sexual, identidad de género o cualquier otra característica personal. Además, se debe tener actualizado según las directrices de los órganos competentes: en este caso, desde el día 1 de marzo se debe haber ampliado el protocolo de acoso para incluir en éste a los miembros de la comunidad LGBTI.

  1. Plan de igualdad

Un plan de igualdad es un instrumento de gestión que tiene como objetivo promover la igualdad de trato y oportunidades entre mujeres y hombres en el ámbito laboral, garantizando la eliminación de cualquier tipo de discriminación por razón de género. Establece un conjunto de medidas concretas, objetivos y acciones encaminadas a alcanzar la igualdad efectiva en la empresa.

Actualmente, es imprescindible que las organizaciones adopten políticas y prácticas que promuevan la igualdad real y efectiva entre mujeres y hombres, fomentando la diversidad, la inclusión y la no discriminación. Un plan de igualdad bien estructurado y ejecutado contribuye a crear un entorno laboral más justo, equitativo y respetuoso, beneficiando no solo a las personas trabajadoras, sino también a la propia empresa al mejorar el clima laboral, la productividad y la reputación corporativa.

Fases para elaborar el plan de igualdad:

  1. Constituir de una comisión negociadora
  2. Elaborar el diagnostico
  3. Establecer medidas concretas
  4. Registrar el plan
  5. Implantación
  6. Seguimiento

Estos tres documentos son de obligado cumplimiento, y no tenerlos puede suponer sanciones bastante elevadas. Como se puede observar, son documentos que deben tener varios aspectos en cuenta, y que deben ser redactados y elaborados por un equipo profesional y especializado.